Luiz

He aquí mi blog!!

 
Última película
"A Good Year" (2006), muy buena actuación de Russell Crowe (Gladiator) y Marion Cotillard (La vie en rose). Película que mueve a la reflexión de lo verdaderamente importante en la vida de un hombre y las elecciones que se deben tomar cuando se encuentra un lugar con paz, belleza y alguien a quien amar
Good music
"El presente" Julieta Venegas
Último libro
"Los principios y el poder de la visión" del dr. Myles Munroe, libro de reflexión sobre los beneficios de tener visión y la necesidad de ella para descubrir el propósito de cada vida.
Foto de la semana
Sin fotos aún
Personaje de la semana
Algo sobre Leonardo Boff en español
Frase célebre de la semana
"Cuando el alumno esté listo para aprender, un maestro aparecerá." Proverbio Zen
Mis frases (no tan célebres aún)
"Un hombre no aprende mucho al ganar, aprende cuando pierde."
La razón vs el corazón
lunes, marzo 09, 2009
No es justo.
posted by Luiz @ 3/09/2009 11:27:00 a. m.   0 comments
Liberación interior
viernes, enero 16, 2009
Libérate de toda esa carga.

Perdonar
Es ponerle fin a una relación basada en el dolor. Es renunciar a llevar la carga del resentimiento o del dolor. Parece ilogico que querramos llevar una carga así, pero sí, muchos eligen voluntariamente vivir con ese dolor.

Olvidar
No se puede olvidar sin perdonar. Porque? Porque cualquier evento asociado a lo que generó el dolor despertará después con la misma intensidad.

Para perdonar hay varias formas, presenciales y no presenciales.

Si perdonas, tu mismo te liberas, y puedes amar mejor, porque has aprendido a curarte.
posted by Luiz @ 1/16/2009 01:16:00 p. m.   0 comments
Para reflexionar
martes, noviembre 04, 2008
Hagamos memoria en nuestras vidas y podremos darnos cuenta que todo pasa, que nada dura para siempre, que debemos vivir siempre el presente

Pues hemos tenido malos momentos.
-en que la tristeza parecía eterna y hoy todo eso parece tan lejano.
-en que nada de lo que hacías resultaba, cuando de pronto apareció la respuesta.
-en que dejaste de creer en el amor y de repente tu corazón, con más intensidad que nunca, lo encontró de nuevo.
-en que por el desierto se esparcían tus palabras y hoy dan retoño sus semillas.
-en que creíste que era lo peor que te podía pasar y hoy agradeces tu destino.
-en que jurabas que no podrías pasar esa prueba y hoy es tan sólo un paso más.
-en que creíste que no podías hacer algo y hoy te sorprendes de lo bien que lo haces.
-en que existieron fantasmas que intimidaban tu vida y hoy sonríes al ver cómo tus miedos engrandecían sus sombras.

Y también hemos tenido buenos momentos.
-en que la felicidad parecía eterna, pero no siempre ocurre.
-en que todo funcionaba, cuando de pronto dejó de funcionar.
-en que creías en el amor, para luego pensar que nunca lo encontrarías de nuevo.
-en que todo el mundo te escuchaba, y luego no se acordaron de ti.
-en que creiste que te ocurría lo mejor, mas luego el destino te demostró que no lo fue.
-en que te enorgullecías por tus éxitos, para darte cuenta luego que todo éxito es efímero.
-en que hiciste muchas cosas, que no has vuelto a hacer en años.
-en que existieron amigos que te alegraban la vida, y hoy ya casi ni los recuerdas.

En la vida tenemos buenos y malos momentos. Así pasa. Venimos a este mundo sin manual de instrucciones. La vida es un contínuo aprendizaje, es un equilibrio entre los malos y buenos momentos. Los cuentos de hadas no existen. Sólo existe el presente.

Por eso:
Hay que vivir intensamente los buenos momentos, mientras duren.
Hay que enfrentar con valentía los malos momentos, mientras duren.
Hay que vivir cada día como si fuese el último.
No terminar el día enojado con alguien.
No terminar el día sin haber sonreido un instante.
Y nunca olvidarse de saludar, de dar gracias, de decir un te quiero o te amo al menos un instante en el día.

Y mientras más vivas el presente, más plena será tu vida. Y Dios siempre nos pone las ocasiones para aprender.
posted by Luiz @ 11/04/2008 02:17:00 a. m.   0 comments
El Sentido de la Vida
jueves, octubre 23, 2008
Transcribo un pedazo de una poesía de Antonio Machado.
"Y cuando llegue el día del último viaje,y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontraréis a bordo, ligero de equipaje, casi desnudo como los hijos de la mar."

Y otro pedazo de un texto de Antony de Mello
"Sólo hay una necesidad: esa necesidad es amar.
Cuando alguien descubre eso, es transformado"

¿Qué sencilla forma de explicar el sentido de la vida, verdad?
No nos llevamos nada, ni siquiera el tiempo. No poseemos realmente nada.
Ni lo físico por lo que tanto luchamos en la vida. Todo aquello por lo que estudiamos, todo aquello que queremos poseer y por lo que sacrificamos nuestro tiempo y nuestra vida.
Toda riqueza, status, toda memoria, todo conocimiento. Inclusive aquellos que dejamos, todos se van. Venimos a este mundo prestados, incompletos, inacabados.
No nos llevamos nada físico, nada aparentemente real.

¡Qué descubrimiento la vida!

Y ese descubrimiento es precisamente la necesidad de amar. Es lo único que venimos a aprender. Esa necesidad que siempre nos acompaña y lo único por lo que vale la pena vivir.

Es un momento del camino, un momento crítico en que comprendes que quizá todo era eso.
Esa necesidad de amar y dejarse amar, esa transformación que arrasa al principio y que tanto se siente después.

¿Será que ese es el descubrimiento de unos pocos?
¿Será sólo un instante de la vida?
¿Será que la gran mayoría de humanos lo desconoce?
¿O será (y lo más probable) que nunca ocurra y que al resto no le importe?
posted by Luiz @ 10/23/2008 01:20:00 a. m.   0 comments
Aprender a olvidar
domingo, octubre 05, 2008
Gracias a Dios podemos olvidar.

Nuestro cerebro posee la habilidad de seleccionar qué recordar o no. Esto se llama memoria selectiva. Casi podemos recordar todo pues nuestro cerebro capta y almacena todo. Pero así mismo, el cerebro también descarta (inutiliza) ciertos recuedos como lo inútil, lo común y lo doloroso, simplemente porque dejamos de utilizar esos recuerdos, ya sea por lo intrascendente de ellos o porque nos condicionamos para no recordar.


Es un detalle importantísimo este condicionamiento para no recordar. Es el que nos permite olvidar. Si no pudiesemos olvidar seríamos como como máquinas. Implacables. El ego de la perfección dominaría nuestras vidas.

Pero todo tiene su pro y su contra. La cotidianidad, la costumbre, la ausencia de novedad también nos permiten olvidarnos de las cosas comunes y hacen que dejemos de apreciar los detalles.


El secreto de amar a alguien es poder olvidarle un poco cada día. Para admirar cada día algo novedoso en sus actividades cotidianas. Nos aburriríamos aún en el paraíso. ¿Que sería de nosotros si no pudiesemos olvidar? Seríamos seres fríos y tristes. Nos dominaría la razón, sin errores, seríamos como máquinas. Por eso, debemos elegir olvidar. Cuando empieces una nueva relación de cualquier tipo aléjate un poco de todo aquello que te recuerda el pasado. Cambia algo. Olvídate de lo malo y conserva lo bueno. Nada nuevo se puede construir si antes no le preparas un sitio. Y ese sitio debe estar en tu mente y tu corazón.

A veces pasa que olvidas algunas etapas de tu vida. Otras veces pasa que para lograr tu crecimiento personal es necesario que olvides.

Cada cosa que nos ocurre tiene una influencia química. Y es cuando memorizas la influencia química de alguien que ya no está contigo, cuando nuestro cuerpo realmente extraña y recuerda.
Y extrañamos esas sensaciones y nos aislamos como verdaderos drogadictos de las sensaciones de felicidad. Nos sentimos heridos por esa ausencia y sentimos rabia, ansiedad, odio y frustración por la ausencia, por necesitar esas sensaciones.

Por eso, para seguir adelante con tu vida debes aprender a perdonar. Para perdonar debes recordar y olvidar. Perdonar es simplemente recordar sólo los pensamientos amorosos que diste en el pasado, y aquellos que te fueron dados. Perdonar es simplemente olvidar el sufrimiento y los malos momentos. Es ese manejo de la memoria lo que nos da la libertad.
Por eso es necesario olvidar y empezar una nueva etapa. Si vas recordando siempre tu pasado, vas a terminar arruinando el presente de alguien que no tiene la culpa de tus fracasos. Dale vuelta a la página, es lo más sano.

Y empezar de nuevo y sin miedo, no olvidando los pequeños detalles y tratando de olvidar un poco de lo cotidiano, para así poder maravillarse continuamente del compartir con otra persona.
Por eso, aún si tienes memoria de elefante, puedo decirte que sí se puede aprender a olvidar.
No sé si todos puedan hacerlo. Realmente no lo se. Pero creo que debe ser posible algun tipo de anmesia a los recuerdos frustrantes y dolorosos. Todos podemos usar la memoria selectiva para recordar lo bueno y sentirse bendecido por el simple y grandioso hecho de estar vivo.

Y olvidar es necesario en muchas etapas de la vida, cuando quieres empezar de nuevo. Les dejo una historia que encontré por alli....

"Cuando llega un nuevo chamán a una tribu, debe empezar una nueva vida.
Sólo podrá ayudar a su gente si él es libre. Y para ello debe liberarse de su pasado y vivir el presente.
Debe liberarse de sus miedos, de sus malas experiencias y olvidar todo lo que le limite.
Por ello, un día se decide y sube a un monte con un cántaro de agua.
En la cima del monte, cuenta poco a poco su historia y sus penas al cántaro de agua.
Va contando con detalles toda su vida y todo aquello que le produjo sufrimiento. Concentra todos esos recuerdos en el agua del cántaro, con el firme propósito de olvidar todo y comenzar una nueva etapa. Eso le libera.
Como un símbolo de la vida, derrama el agua del cántaro y la deja fluir por el monte. Deja que todas esas experiencias se diluyan en la tierra. Ya nada le aferrará a su pasado. Está listo para servir a su gente y comenzar una nueva vida."

Como vemos, olvidar es simplemente dejar el pasado atrás y aprovechar el aquí y el ahora. Muchas personas maravillosas no pueden dejar su pasado atrás y se aferran a sentimentalismos, arruinando con eso su presente. No se dejan amar y eso termina arruinando su presente. Y el presente es lo único que tenemos. Es lo único que hay. Es nuestra responsabilidad hacer de nuestra vida algo que realmente valga la pena vivir.
posted by Luiz @ 10/05/2008 12:54:00 a. m.   0 comments
La ternura de la mujer
sábado, septiembre 13, 2008
Es algo conmovedor la ternura de una mujer. No sé que ha puesto Dios en ella, pero me fascina.
Una mujer puede sacar dulzura y amor de donde sea. Y lo más dulce es ver la ternura de una mujer que ha sido amada y ver su reacción diaria con la gente, especialmente con los niños.

Siempre me ha gustado las manifestaciones cotidianas de la ternura de la mujer, escribo un recuerdo de cómo la ternura puede cambiar todo un ambiente:

Un tiempo viví cerca de una panadería. Siempre iba a comprar pan allí. Una adorable mujer atendía con tal delicadeza y con ánimo alegre, que siempre daba gusto comprar pan allí. El que menos quedaba sencillamente impactado. Los niños la conocían. Siempre se veía alegría en su rostro. No está demás indicar el tremendo atractivo que despertaba.

Pero un día todo cambió. Ya no había esa mirada cálida. El proceso se redujo a una simple transacción comercial. Nunca supe porqué, pero lo notaba. Más de una vez traté de animarla y hasta una vez le pregunté si estaba bien. Sólo recibí una evasiva seguida de una mirada fría y desconfiada.

Desde allí hasta que me mudé no disfruté de comprar pan. Reflexioné sobre el positivo impacto de la manifestación de la ternura de la mujer. Nadie debería quitarle la ternura a una mujer.
Lo contrario a la ternura es la frialdad del corazón. Es llevar la rabia dentro. Eso consume la bondad y la deja sin nada, solo tristeza. Y una persona triste difícilmente puede ocultar su tristeza.

Las mujeres son seres tan distintos a nosotros los hombres. Tienen una fragilidad y a su vez una fuerza increíble para alegrarnos el día fácilmente con detalles. La ternura se aprecia en la forma de mirar, en el saludo, en la manera de estrechar una mano y hasta en la manera de dirigirse. También se observa en situaciones en las que sería más fácil recurrir a la dureza, como por ejemplo cuando quieren corregirnos algo.

Es con esas manifestaciones que los hombres podemos intuir cómo es una mujer. Realmente creo que uno de los ingredientes del amor es esa ternura. Una buena dosis de ella le da una dimensión más amplia y significativa a cualquier relación. La ternura y la pasión forman una mezcla que nutre, refresca y renueva la relación entre las personas que se aman. La pasión sola se extingue fácilmente, en tanto que la ternura te obliga inconscientemente a reacionar de igual o mejor forma.

Los hombres no solemos ser tiernos en público. No corremos ese riesgo. Las mujeres lo hacen casi siempre. Es la ternura esa sensibilidad especial indefinible que muchas mujeres demuestran cotidianamente y a la que tanto agradezco porque siempre me recuerdan que hay bondad en el corazón del ser humano.
posted by Luiz @ 9/13/2008 08:06:00 p. m.   0 comments
Un hombre no aprende mucho al ganar, aprende cuando pierde.
martes, agosto 12, 2008
El ganar es el resultado del esfuerzo o de la suerte. En el primer caso, es un premio a la perseverancia. En el segundo caso, es simple suerte. Realmente cuando se requiere esfuerzo es difícil ganar. Ese esfuerzo conlleva la aplicación de una serie de conocimientos basados en el estudio y la experiencia. Si hacemos uso de ello tenemos grandes ventajas para ganar.
Pero la vida real nos demuestra que no se puede ganar siempre, especialmente en las áreas del desarrollo personal, familiar y sentimental.

Esas áreas están muy poco desarrolladas en nuestra cultura. Por ello el perder suele ser el mejor aprendizaje. Créase o no, para alcanzar la madurez en el desarrollo de las relaciones personales, es bueno perder. Al perder aprendes qué estuvo mal en ti, a reconocer los errores propios y ajenos. Al aprender de tus reacciones, aprendes de tu misma vida. Conócete a ti mismo y estarás mas cerca de ser feliz.

A veces la pérdida conlleva al sufrimiento y crees que perder es el mejor oportunidad para aprender a no aferrarte a nada ni nadie. Pero perder tambien es la mejor oportunidad para empezar a valorar lo que tienes y a aquellos que se interesan por ti.

Cuando estás decidido a superar una pérdida y aprender de ello, logras volverte más consciente, mas amoroso, más agradecido de haber superado eso y tener la oportunidad de ser feliz otra vez.
Es superar una pérdida lo que nos da la sabiduría de aprovechar esas oportunidades que la vida nos da para continuar y seguir adelante. No es justo pasar la vida lamentándose por lo perdido. Todo pasa.

Y si bien a nadie le gusta perder, la vida sigue. Es más valoremos lo bueno que tenemos de tal manera que al amanecer de cada día sintamos que posiblemente estamos viviendo el último día de nuestras vidas. Y que cada día es una oportunidad para seguir adelante en todos los aspectos, tanto profesional, familiar o sentimentalmente.

Siempre existe la esperanza de ser feliz . Y ese es el mejor motivo para seguir intentando. En fin, a todos nos gusta ganar, pero para ello debemos aprender a perder.
posted by Luiz @ 8/12/2008 10:04:00 p. m.   0 comments

Acerca del autor


Me llaman Luiz
Vivo en Ecuador
Sobre el blog: Heme aquí y no allá. Escribiendo. Tratando de sacarle algo útil a escribir, a la necesidad de comunicar algo, a interactuar, a vivir. Se puede aprender aquí.

Yo soy Luiz
Lo que ha escrito Luiz
Archivos
Links interesantes
Patrocinadores

Free Blogger Templates

BLOGGER

© 2007 Luiz Powered by Luiz